RECETAS
Sopa fría de pimentones asados, sandía y albahaca
Chef Catalina Sánchez

Sorprendente por su composición, la fruta aporta frescor y deja un leve recuerdo de su sabor. Para disfrutar en la temporada que viene, fácil de elaborar, nutritiva y sana.
Aquí como en otras recetas, la albahaca va muy bien con la sandía

Ingredientes (4 personas)

  • 360 gramos de pimentón asado (pimiento rojo morrón)
  • 200 gramos de jugo de pimiento asado
  • 250 gramos de sandía
  • 2 dientes de ajo
  • Hojas de albahaca fresca
  • Aceite de oliva @aceitelaspiedras
  • Pimienta negra
  • Sal

Guarnición:

  • 4 huevos
  • Crutones
  • Aceite de oliva @aceitelaspiedras
  • Vinagre de champagne (opcional).

Preparación:

Con antelación asar los pimientos, para que se enfríen antes de usar.
Ponerlos en una bandeja cubierta con papel de aluminio (limpios y enteros), asarlos a 200º C hasta que estén tiernos. Apagar el horno y dejarlos dentro hasta que se enfríen un poco, pelarlos, despepitarlos y recuperar el jugo que han desprendido, para usar en la sopa. Llevar los pimentones y su jugo en el vaso a una licuadora, reservar.
Cortar la sandía necesaria, pelar, sacar semillas y trocearla para añadirla a los pimentones, agregar el ajo y varias hojas de albahaca, la cantidad es a gusto.
Triturar hasta obtener una crema y añadir un hilo de aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida y volver a triturar para emulsionar. Probar y reservar en el refrigerador.
Aderezar los crutones con un poco de aceite de oliva y unas gotas de vinagre para dar un toque de acidez.
Servir la sopa muy fría, repartir los crutones, el huevo y las hojas pequeñas de albahaca. Terminar aderezando con un hilo de @aceitelaspiedras

Nota sobre vinagre de Champagne:

Si quedo una botella abierta de champagne, sólo tienes que ponerla en un jarro de vidrio (limpio y ojalá previamente esterilizado) y cubrirlo con varias capas de gasa para protegerlo del polvo o insectos. Luego debes dejarlo reposar en un lugar oscuro y preferentemente seco y dejar que pase el tiempo. Al cabo de un mes, ya podrás ir probando si está en su punto. Puedes dejarlo reposar hasta seis meses. Cuando lo pruebes y sientas que está listo transfiérelo a otra botella con tapa para guardarlo. Lo puedes añadir a las ensaladas y hacer diferentes vinagretas, con mostazas, hierbas, etc.

Recetas, producción y fotografía: @catasanchezmontes

Tu producto fue agregado.

¿Qué quieres hacer ahora?

Continuar comprando